Ponele.info

Cafés de especialidad: los clásicos que nunca fallan

Hay algo del café de especialidad en Buenos Aires que lo hace muy atractivo: que sea difícil de encontrar y que no muchos sepan de qué se trata. Sobre un total de miles de cafeterías de la ciudad, solo 60 son de especialidad. En esta nota te contamos dónde y qué tomar en una cafetería de especialidad clásica de la ciudad.

Pero antes: ¿Qué es el café especial? Es un tipo de planta de café, llamada arábica, con perfiles de sabor más claros, estructura delicada, más difícil de tratar y de ecosistemas preferentemente de altura. Todo esto hace que la preparación de la bebida requiera mayores cuidados, que los costos sean muchos más altos (todos los granos se importan) y que los sabores en taza sean algo de otro planeta. Por eso, se recomienda probarlo sin azúcar.

Ahora sí, estos son los 5 clásicos donde encontrar café especial.

Full City Coffee House

Café de origen colombiano y de dueños y baristas colombianos con escuela de formación en barismo en Colombia. No sólo saben de café, sino que tienen su propia tostaduría en Buenos Aires. El local es cancherísimo con un patio para los días de sol y un espacio en terraza con gradas para sentarse y sacar fotos con luz natural al arte latte. El personal es muy simpático: la alegría también es colombiana.

Un plus es la cocina, no muchas cafeterías desarrollan un producto gastronómico de este nivel: hamburguesas, arepas con huevo frito y opción de desayuno inglés: huevos revueltos, pan frito, salchicha parrillera, etc.

Recomendamos el flatwhite con algunas de las opciones de desayunos.

Thames 1535

Lab Tostadores

Como lo indica el nombre, es un laboratorio de bebidas a base de café y tostaduría de granos de diferentes latitudes. La idea de laboratorio también es transversal al diseño de los locales, muy geométricos y asépticos, y a la calidad del producto, alta y muy estandarizada. Fueron uno de los primeros en 2012 en inaugurar la ola de café especial en Buenos Aires y hoy ya tienen dos locales (uno en Palermo y otro en Belgrano).

El café es la experiencia central pero también tienen una oferta de cocina muy nutrida, en especial la pastelería y, más específicamente, la que lleva chocolate con cacao colombiano que también se puede comprar en barra.

Recomendamos los filtrados en Chemex y los espressos.

Humboldt 142 (Palermo) y Echeverría 1550 (Belgrano)

Lattente

Otro local histórico de la primera camada de cafeterías especiales. Son famosos por el mote de ‘fundamentalistas’ del café lo cual hace suponer que hacen muy bien su trabajo. Además, son una las escuelas de formación de baristas más importantes de Buenos Aires.

Tienen una carta acotada con opciones clásicas: todo esto está informado de entrada en un pizarrón que es casi una declaración de principios: “No wifi, no promo, no hay otra bebida, no PC o Mac, en esta cafetería solo se toma café”. Contundente.

El local es una barra de espressos con mesas comunales adentro y unos bancos para sentarse afuera. La atención es correcta, las bebidas a base de café siempre salen bien y tienen unos bocados de pistachos, fustucas, que son exquisitos

Recomendamos el Flat white, los espressos y los cuartos de café que ellos mismos tuestan

Thames 1891

Negro Cueva de Café

Hace 3 años abrió el primer local sobre calle Suipacha y hoy ya son 5 locales transformándose en la primera cadena de cafeterías de especialidad del país. Todas ubicadas en el microcentro porteño pero con una ambientación y concepto que invitan a lo contrario: relajarse, parar y salir del centro. Iluminación tenue, ladrillo visto, atención muy personalizada, el budín de banana y nuez y la playlist exclusiva del local que encuentran en Spotify como ‘negrocuevadecafe’ son algunas de las marcas distintivas. Muy a menudo organizan after office o propuestas nocturnas que integran el café especial con la coctelería o pop-ups con otras cafeterías o bares, estén atentos en las redes.

Recomendamos el Mocaccino y el Flat white

Suipacha 637 y sucursales

Cuervo 

Local palermitano de café especial con un año de vida. El local es sobrio con diseño escandinavo y de fondo se escucha música de culto, curada por los dueños del local, dos amigos y músicos devenidos emprendedores cafetaleros. Tiene un espacio afuera para sentarse y una preciosa ventana guillotina para el take away del café.

Las etiquetas de granos de café van rotando bastante de acuerdo a los nuevos descubrimientos de los dueños. Tienen cuartos de varias tostadurías de la ciudad, en especial para café filtrado. Las opciones de pastelería tienen ítems muy interesantes como el rol de canela.

Recomendamos el “Avo smash” o tostada con palta y tomates secos y los filtrados.

El Salvador 4580

Avatar

Florencia Migliorisi

contacto@ponele.info