Ponele.info
FRANCE. Alpes-Maritimes. Cannes. Cannes Film Festival. Swiss filmmaker Jean-Luc GODARD, adjusting the projection of his movie "Detective" with Johnny HALLYDAY. 1985.

Cultura y cuarentena: algunas propuestas para estar al día

Elegimos un par de opciones para pasar el aislamiento: obras de teatro online, antologías literarias gratuitas y películas nacionales liberadas.


CINE

El Colectivo de Cineastas, integrado por directores/as, productores/as, técnicos/as, estudiantes, periodistas y personas relacionadas al ámbito audiovisual, viene desde hace un tiempo llevando adelante iniciativas con las que además de promover la difusión del cine argentino buscan contrarrestar la crisis que sufre el sector: una situación que, si bien no es nueva, se acentuó con las políticas de ajuste del último gobierno.

A falta de salas en las que proyectar sus trabajos, el Colectivo decidió armar un catálogo online para pasar la cuarentena, en el que se reúne buena parte de su producción: desde los documentales Niña Mamá (de Andrea Testa), que aborda la problemática del aborto en adolescentes; El silencio es un cuerpo que cae (Agustina Comedi) y El espanto (Martín Benchimol y Pablo Aparo); hasta películas de ficción como Atenas (César González) y Los ausentes (Luciana Piantanida), entre muchas otras.

Algunas se pueden ver de forma gratuita y otras mediante el formato VOD (Video On Demand), por el costo de 1 dólar. Link .


POESÍA

La editorial Añosluz, fundada en 2012 y especializada en narrativa, poesía y ensayo, preparó una antología especial de cuarentena con una selección de poemas de sus autores/as: nombres como Vicente Luy, Gabriela Clara Pignataro, Jotaele Andrade, Laura García del Castaño y el ruso Mijaíl Lérmontov, entre muchos otros.

La modalidad es simple: se envía un mail a la dirección de la editorial, y como respuesta se recibe la antología.

A continuación, uno de los poemas que la integran, del escritor peruano Mario Montalbetti.

Himno

Todavía quedan días en los que me digo:

hay un lugar que puedo hacer mío,

un café, por ejemplo, que puedo reclamar

como propio, luego de tantos excesos

 

o un terreno baldío en las afueras.

Pero eso sólo quiere decir que hay objetos

que me encuentran familiar, inanimado.

Mi anhelo es retórico: no espero afecto

 

de las cosas. Por eso mismo admiro

dos incomodidades: las sillas de madera

y las letras. En cambio, los poderes y la lujosa

circulación del guiso me dejan indiferente.

 

No en la explicación sino en la soledad

deseo usar estas palabras: yo no soy de acá.


TEATRO

Con entradas a la gorra (virtual) o gratuitas, tres espacios emblemáticos del teatro argentino pusieron a disposición distintos contenidos para atravesar el aislamiento sin tener que interrumpir las funciones. Desde sus plataformas en línea, el CervantesEl Extranjero y Timbre 4 ofrecen materiales como obras completas (algunas en vivo, a través de las redes o la página web), entrevistas colectivas con elencos y el detrás de escena de muchas obras reconocidas.

Si bien (como dice el director del Teatro Nacional Cervantes, Rubén D’Audia, en el texto de presentación de la iniciativa) “el hecho teatral se consuma en un espacio donde se dan cita un conjunto de actrices y actores con su público”, no parar la maquinaria de trabajo es una forma de adaptarse a las adversidades.

“No es fácil aislarse, por naturaleza somos seres sociales. (…) Hoy la tecnología nos brinda herramientas de comunicación novedosas y accesibles que nos pueden acercar de distintas maneras. (…) Hasta que volvamos a subir el telón, las y los invitamos a disfrutar de esta propuesta”.

*Foto de portada de Gilles Peress, 1985

contacto@ponele.info